Las chicas de Oscar

La próxima edición de los Oscar abre una nueva década de premiación y también puede dar el primer indicio sobre tendencias para los años que vienen en cuanto a gustos de la Academia. Las actrices, por ejemplo, son una de las categorías que mejor definen lo que está mirando el hombrecito dorado. Los ‘90 abrieron ...continue reading "Las chicas de Oscar"

La próxima edición de los Oscar abre una nueva década de premiación y también puede dar el primer indicio sobre tendencias para los años que vienen en cuanto a gustos de la Academia. Las actrices, por ejemplo, son una de las categorías que mejor definen lo que está mirando el hombrecito dorado. Los ‘90 abrieron con Kathy Bates triunfante por su papel en Misery y los años siguientes fueron todos una celebración de personajes de ficción, en situaciones extremas de acción o emoción, con fuerte presencia de historias de época. Holly Hunter en El piano, Emma Thompson en Lo que queda del día, Gwyneth Paltrow en Shakespeare enamorado, Jessica Lange en Blue Sky. Solo un par de comedias, Fargo y Mejor imposible, habilitaron para ver el lado cómico de Frances McDormand y Helen Hunt, mientras que la mayoría fueron dramas, con la lista de mujeres sufrientes completada por Jodie Foster en El silencio de los inocentes y Hillary Swank en Los muchachos no lloran.

En esa década, el promedio de edad de las ganadoras se ubicó en 35.6, mientras que los años 2000 bajaron el target a 32.4. En esos años también se marcó una tendencia clara por las historias verídicas o basadas en hechos reales. Abrió con Erin Brockovich y Julia Roberts que estrenaba prótesis mamaria y cabellera un poco más dorada que en papeles anteriores. Poco después Nicole Kidman se llevaba el premio por Las horas, Charlize Theron por Monster, Reese Witherspoon por Walk the line, Helen Mirren por La reina, Marion Cotillard por La vie en rose y Sandra Bullock –también rubia por primera vez– por The blind side. Todas mujeres reales, traducidas al glamour de Hollywood. Solo tres actrices se llevaron el premio por criaturas inventadas: Halle Berry por Monster’s ball, Hillary Swank por Million Dollar Baby y Kate Winslet por The reader. También esos años las rubias fueron mayoría, aunque con Berry, ganadora en 2001, la academia reconocía por primera vez a una negra como ganadora en el rubro a actriz principal.

Se va la segunda
Y si Oscar las prefiere rubias, intensas y treintañeras en la categoría central, el de las secundarias habilita protagonismo a las morochas, y sube un poco el promedio de edades con más lugar para las veteranas y también para las infantes. El rubro es un terreno fértil para reconocer talentos instalados y descubrir a los ascendentes o recién llegados a la industria. Los ’90, por ejemplo, comenzaron con Whoopi Goldberg premiada por su rol en Ghost y también fue la década en que Judi Dench se llevó el Oscar por Shakespeare enamorado. Marisa Tomei en Mi primo Vinny, Angelina Jolie en Inocencia interrumpida, Juliette Binoche en El paciente inglés o Mira Sorvino en Poderosa Afrodita, Diane Wiest en Disparos sobre Broadway, Mercedes Ruehl por Fisher King, mujeres morenas arriba; con la única excepción de Kim Basinger, quien a sus 44 años, con la sensualidad intacta, se fue con un Oscar por L.A. Confidential.

En esos años, una niña, Anna Paquin, se llevó un premio por exceso de talento en El piano, y fue la segunda ganadora más joven de los premios, después de Tatum O’Neal, que a los 10 años ganó por Paper Moon, y sin contar el honorario de 1936 para Shirley Temple, que por entonces tenía 6 años. La década siguiente mantuvo la tendencia de las morochas, abrió con Marcia Gay Harden por Pollock y dejó ingresar al pasillo de la fama a más chicas que hasta entonces aparecían antes en los rankings de bellas que en el de talentosas: Jennifer Connely, Catherine Z Jones, Rachel Weisz, Penelope Cruz.

Las que vienen
El promedio de edad de las nominadas este año es de 34.8 años, y la tendencia se mantiene similar a las de los ‘90 y los 2000, siempre para el lado de las treintañeras. Natalie Portman y Michelle Williams tienen los números a su favor, esta última les suma una cabellera rubia. En las secundarias de esta edición, el promedio es de 41.4 años y Helena Bonham Carter capitaliza otra tendencia heredada de la década pasada, con personaje histórico y oscuridad capilar acorde al rubro.

Actriz principal

Nicole Kidman. Nominada por Rabbit Hole. 43 años. Una madre, pero en duelo por su hijo muerto en un accidente. Tiene a su favor fama, belleza, personaje sufrido y cabello rubio.

Annette Bening. Candidata a mejor actriz por The kids are all right. 52 años. Hace de una madre lesbiana en tono de comedia dramática. Pocas chances para la actriz, una de las más talentosas del año.

Natalie Portman. Nominada por El cisne negro. 29 años. Hace de bailarina desequilibrada y tiene todas las fichas puestas como favorita. Que sea morocha no parece perjudicarla en las encuestas. Quizá sea porque aparece mucho con rodete y redecilla.

Michelle Williams. Está en Blue Valentine. 30 años. Está en una historia de amor y desamor que atraviesa varias décadas, un personaje con muchas chances al Oscar y que se beneficia con una actriz que encaja en edad y fisiquee du rol para la
estatuilla.

Actriz secundaria

Amy Adams. El ganador. 36 años. Hace de chica sensual dispuesta a todo, casi al borde de la chica fácil. Talento, edad y personaje para aspirar al Oscar. Muchas chances.

Helena Bonham Carter. El discurso del rey. 44 años. Favorita en su categoría no sólo porque el filme es gran candidato. Helena es morena y tiene la edad más cercana al promedio de las ganadoras.

Melissa Leo. El ganador. 50 años. Hace de madre del protagonista y tiene pocas chances en el rubro. La candidatura, indican las probabilidades, será su premio esta vez.

Jackie Weaver. Animal Kingdom. 63 años. La única abuela de los personajes candidateados está a cargo de una actriz australiana poco conocida, muy talentosa, pero con pocas probabilidades de quedarse con el premio.

Hailee Steinfeld. Temple de acero. 14 años. La nueva gran promesa del cine es la única menor de edad candidateada este año, con un personaje de niña aventurera que sale a buscar al asesino de su padre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *